Diferencias entre los colores de fijadores de roscas Loctite

Los fijadores de roscas Loctite son muy reconocidos en la industria por ser fiables y eficaces. No obstante, la variedad de productos disponibles puede ser confusa para aquellos que no están familiarizados con sus especificaciones. 

Por ello, vamos a desglosar las diferencias entre los colores de fijadores de roscas Loctite, explicando qué significa el número en el Loctite, cuántos tipos de Loctite existen y cuál es el mejor fijador de roscas para lo que estás buscando.

Qué significa el número en el Loctite

Cada producto Loctite viene identificado por un número único que proporciona una información específica sobre sus propiedades y usos. Estos números no son aleatorios; representan características clave del producto, como la resistencia, el tiempo de curado y la temperatura máxima de operación.

Por ejemplo, el Loctite 243 y el Loctite 222 tienen unas aplicaciones muy diferentes. El número «243» indica un fijador de resistencia media, adecuado para aplicaciones que requieren un desmontaje frecuente, mientras que el «222» es un fijador de resistencia baja, ideal para tornillos pequeños que necesitan ser ajustados fácilmente. 

Comprender el significado de estos números es fundamental para seleccionar el fijador adecuado para cada tarea.

Cuántos tipos de Loctite existen

Loctite ofrece múltiples productos diseñados para satisfacer diferentes necesidades industriales. Los fijadores de roscas son solo una parte de su extenso catálogo. Dentro de los fijadores de roscas, los productos se clasifican principalmente por el color, que indica la fuerza de retención y otras características específicas del producto. Estos son los principales fijadores de roscas de Loctite:

Fijador de roscas púrpura Loctite 222

Este es un fijador de roscas de baja resistencia. Se utiliza en aplicaciones que requieren un desmontaje fácil, como tornillos pequeños y componentes ajustables. Es perfecto para metales blandos, como el aluminio.

Fijador de roscas azul Loctite 243

Este fijador de resistencia media es adecuado para tornillos de tamaño mediano que necesitan un desmontaje ocasional.

Es resistente a aceites y se adhiere bien a superficies ligeramente contaminadas.

Fijador de roscas rojo Loctite 263

Fijador de alta resistencia que se utiliza en aplicaciones donde se requiere una unión permanente. Este producto es adecuado para grandes pernos y tornillos que no deben aflojarse.

Fijador de roscas verde Loctite 290

Este fijador de roscas de resistencia media es especialmente útil para aplicaciones postensamblaje, ya que tiene una baja viscosidad que le permite penetrar en las uniones ya ensambladas.

Idóneo para aplicaciones de retención de pernos y fijaciones.

Fijador de roscas verde Loctite 270

También de alta resistencia, este fijador es para aplicaciones que requieren una unión extremadamente fuerte.

Se utiliza en motores, cajas de cambios y otras aplicaciones de alta vibración.

Otros productos Loctite

  • Adhesivos estructurales: Utilizados para unir metales, plásticos y otros materiales con alta resistencia.
  • Selladores: Diseñados para sellar uniones y evitar fugas de líquidos o gases.
  • Lubricantes y anticorrosivos: Productos que ayudan a reducir la fricción y proteger contra la corrosión.
  • Limpiadores: Para preparar superficies antes de la aplicación de adhesivos y selladores.

Cuál es el mejor fijador de roscas

Determinar el mejor fijador de roscas Loctite depende de varios factores, incluyendo el tipo de material, el tamaño del tornillo, la necesidad de desmontaje y las condiciones de operación (como temperatura y exposición a químicos). No hay una respuesta única, ya que cada aplicación puede requerir un tipo diferente de fijador.

Consideraciones para elegir el mejor fijador de roscas

  • Tipo de aplicación: Si necesitas un fijador para tornillos pequeños que requieren ajustes frecuentes, el Loctite 222 (púrpura) es la opción adecuada. Para aplicaciones que deben resistir altas vibraciones y no necesitan ser desmontadas, el Loctite 263 (rojo) es el más adecuado.
  • Resistencia necesaria: La elección del fijador también debe basarse en la resistencia requerida. Para una resistencia baja, el Loctite 222 es la opción adecuada. Para resistencia media, el Loctite 243 (azul) es una buena elección. Para resistencia alta, los Loctite 263 o 270 son las mejores opciones.
  • Condiciones ambientales: La exposición a aceites, temperaturas extremas y productos químicos también influye en la elección. El Loctite 243, por ejemplo, es resistente a aceites y se puede aplicar en superficies ligeramente contaminadas, mientras que el Loctite 290 es perfeccto para aplicaciones que requieren resistencia al calor.
  • Facilidad de desmontaje: Si el ensamblaje necesita ser desmontado regularmente, un fijador de resistencia baja o media (Loctite 222 o 243) será más apropiado. Para uniones permanentes, los fijadores de alta resistencia (Loctite 270 o 263) son preferibles.

Ejemplos de aplicaciones

  • Automoción: El Loctite 243 se utiliza comúnmente en componentes del motor y sistemas de escape debido a su resistencia a aceites y vibraciones.
  • Aeronáutica: El Loctite 270 es idóneo para aplicaciones críticas que no deben aflojarse, como en los sistemas de fuselaje.
  • Industria de maquinaria: El Loctite 263 se usa para asegurar pernos grandes en maquinaria pesada que experimenta altas vibraciones.

Mejores prácticas

  • Preparación de la superficie: Asegúrate de que las superficies estén limpias y libres de aceites antes de aplicar el fijador.
  • Aplicación correcta: Usa la cantidad adecuada de fijador para asegurar una unión efectiva sin exceso de material.
  • Curado adecuado: Permite el tiempo de curado recomendado antes de poner en funcionamiento la pieza ensamblada.

En conclusión, elegir el fijador de roscas adecuado es indispensable para asegurar la seguridad y durabilidad de las uniones mecánicas. Loctite ofrece diferentes productos diseñados para satisfacer múltiples necesidades industriales, cada uno identificado por un número que describe sus propiedades específicas.

El análisis de las diferentes opciones de Loctite permite a los usuarios seleccionar el producto que mejor se adapta a sus requisitos específicos. La comprensión de las propiedades únicas de cada fijador, incluidas su resistencia, tiempo de curado y tolerancia a condiciones ambientales, facilita la toma de decisiones.

Al seguir las mejores prácticas en la preparación y aplicación, los fijadores de roscas Loctite garantizan un rendimiento sobresaliente y una mayor vida útil de las uniones mecánicas.